Genoveva Arcaute


Presenta Kiosko

Mirá el cortometraje de presentación acá.


Presenta Partes del simbionte

Mirá el cortometraje de presentación acá.









Libros

Publicaciones de Genoveva Arcaute
Liberados para descargar y leer




Libros

Publicaciones de Genoveva Arcaute
Liberados para descargar y leer

Ver reseña

Descargar libro

Ver reseña

Descargar libro

Ver reseña

Descargar libro

Ver reseña

Descargar libro

Ver reseña

Descargar libro

Ver reseña

Descargar libro

Ver reseña

Descargar libro






Genoveva Arcaute nació en La Plata, en 1953 y siempre vivió allí. Sus recuerdos están ligados a la escuela Nº2, Andrés Ferreyra, al Normal 1, al Jockey, al Club Universitario, a la Alianza Francesa, la Plaza Italia, la Facultad de Humanidades, y su depto de Filología.
En cuanto a su historial de lectora, puede decirse que comienza con La Pequeña Lulú y otras de las llamadas mejicanas, revistas que la formaron en el arte del relato: concisión y peripecia. En cuanto desarrolló musculatura en los brazos pudo hincar el diente –gracias a la ubicua ACME- a los tomos dorados de la Robin Hood, nada original para su generación. La existencia de un hermano mayor la privilegió con lecturas para varones, equilibrando un poco tanta Luisa May Alcott o Juana Spyri. Los tomos de Bomba, verdaderos chorizos seriados, convivieron con los Salgari sangrientos pero aderezados con romance y los Verne cartesianos, con tanto globo terráqueo para aprender. Casi tanto como una nutrida colección de estampillas, con su curso de lenguas comprimido. El pasaje a la adolescencia lectriz –valga el neo- se verifica con el policial, así, en grado absoluto, envasado por Aguilar en plástico rojo ¿recordará alguien esos bodoques? Las escritoras, la obvia A.C., pero también la enigmática Allingham y su no menos intrigante británico Albert Campion y sus griales robados, Dorothy Sayers y su lord Peter (¿era así?), y sin ninguna clase de sexismo, el gordísimo Nero de las Orquídeas y el apuesto Archie, envenenando inspectores de envidia. Por ahí asoma Chesterton y por supuesto, esto es un autorretrato serio, los grandes, al margen de toda la ortodoxia del bachillerato en Letras del N 1, donde se recomendaba El último perro. Sin ofender a nadie, la autora leyó en clase –a escondidas- ¿Quién, yo?, tragando lágrimas y moco de la risa. Y todo el Cortázar que había, a los 16. Y Bradbury, y El túnel y Los galgos, Los galgos y Los burgueses, cosa de respetar el cupo. Para la formación ideológica tomó todo el Jauretche (el nacionalista democrático) que pudo encontrar, y algunos tomitos de Eudeba sobre las revoluciones latinoamericanas. Sin leer a ninguno de los autores del boom, -recordemos que dejó de cursar por razones de supervivencia en el 75, y debió dar libres las últimas materias, frente a profesores llegados de una galaxia oscura y perversa no muy al tanto de las últimas décadas de escritura en español, se diplomó en Letras en el año del señor de 1977. Sobrevivió todo su exilio interno gracias a la docencia y a un muchacho llamado Jorge (Goyeneche, también escritor y profesor), dedicando los años de encierro a acopiar y leer las asignaturas pendientes. Entre sus preferidos se encuentran Rulfo, Manuel del Cabral, Lezama Lima, Sarduy, Ballard, Lessing, Lispector, Molloy, Despentes, Cixous, Burgess, Pennac, Beigbeder, Jelloun, Houellebecq, Quignard, Meschonnic, Toni Morrison , y tantos otros, tantos. Pero también gracias a la revista Humor y las otras de La Urraca, en las que colaboró durante la gran década 80/90. Y por fin pudo pasar al otro lado, el lado del que escribe y es leído. ¡Y cómo! Artículos, guiones, pastillas y cabezales que quincena a quincena daban el aire para respirar, la alegría de escribir y sintonizar con los argentinos bien nacidos. Es sabido que los que se ríen de las mismas cosas son de algún modo, hermanos. De allí que la sátira sea su elemento natural, aún rigiendo el lenguaje poético. Durante la primavera democrática se puso en escena De dulce de leche y de chocolate, obra humorística en coautoría con Jorge Goyeneche, que dirigió Daniel Dalmaroni y cuyo elenco varió: Marcelo Allegro, Luis Rende, Diego Aroza, Ricardo Matheos, Claudia Ortiz, Graciela Andrini la representaron en plazas, salas, universidades. Y resultó premiada en el Festival de Teatro Independiente de 1989. En 2007 publicó una novela breve, Mandorla, y el poemario Todas somos Frida en 2010 por Huesos de Jibia. Otros poemas y algunos cuentos también fueron publicados en revistas virtuales.
El poema De la muerte por celos está antologado en La Mujer Rota, Guadalajara (Literalia), selección en homenaje al centenario de Simone de Beauvoir. Escribió otra novela, un policial paródico: Biblopista, Tres casos de Doris Milano, Parque Moebius, 2012.
Después vino Diario de inminencia, poemas, en 2015, también por Huesos de Jibia. Sus blogs: www.revista-humor.blogspot.com, www.somosfrida.blogspot.com También hizo traducciones del francés para la revista virtual Saltana (Noción del Arte de Paul Valéry y El filósofo, de Pierre Chesnau).
La editorial municipal platense La Comuna, publicó una recopilación de las notas de Humor con las de Jorge Goyeneche bajo el título La cosa se complica, en 2018, en ocasión de cumplirse cuarenta años del primer número. En 2019 publicó un poemario: Partes del Simbionte (por Densas Producciones, editora artesanal) y una novela, Kiosko, (por Parque Moebius)
Una más, inédita, un libro de cuentos y muchos poemas, además de traducciones del griego antiguo (las poetisas que no son Safo y Safo también) es lo que vendrá.

Frases y palabras

de la autora

Creo que el único taller, la única escuela de literatura es la lectura, la lectura. En esa escuela nunca te recibís, eso es lo bueno.

Publiqué “Mandorla” en 2007 para romper el fuego; nunca creí en la edición solventada por el autor, pero hay que reinventarse. La poesía me llegó como tormenta en esos años.

Elijo la sátira. Me conmueve el abismo de lo cotidiano, el vacío apabullante del presente, y quiero dejar constancia. Poesía irónica, que despoje lo obvio de su obviedad.

Feature Photo


Prensa


Publicaciones y entrevistas

Revista Española Murray

Publicación

Tareas para el hogar (a propósito de las recomendaciones de Icon).

Ver más

El Día

Publicación

¿Hay que hacer buena letra o con las teclas ya es suficiente?

Ver más

A. Paco Urondo

Entrevista

Arcaute: "Barcelona no tiene nada que ver con Humor"

Ver más

Revista Española Murray

Publicación

Un hombre con los ojos rojos. Un hombre bajo, de voz grave...

Ver más

La cosa se complica

Entrevista

Un libro que recupera publicaciones de dos autores platenses.

Ver más

Revista Española Murray

Publicación

Todas las publicaciones de Genoveva Arcaute en la revista.

Ver más

Respuestas y poemas

Entrevista

Entrevista realizada por Rolando Revagliatti, conocé a la autora.

Ver más

Feria Internacional del Libro

Nota

La Comuna Ediciones presentó “La Cosa se Complica” en la Feria Internacional del Libro.

Ver más

Revista Sudestada

Ficción

Ficción: Clitemnestra al sur.

Ver más

Podcast

Entrevista

Revista Aquí La Plata 39, a Genoveva y poetas de la ciudad.

Ver más
Ciclo de entrevistas